Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

La naturaleza ofrece soluciones para combatir el cambio climático

Málaga Viva
0 3 4 0 9 4 4

La naturaleza ofrece soluciones para combatir el cambio climático

23 NOV 2020
La naturaleza ofrece soluciones para combatir el cambio climático

Las soluciones y las claves para frenar el cambio climático las podemos encontrar en la propia naturaleza

Para empezar, debemos tener presente y no olvidar que cuando restauramos ecosistemas y gestionamos con sostenibilidad la producción industrial, estamos colaborando no solamente a frenar el cambio climático, sino que además estamos reduciendo el riesgo de desastres y mejorando las posibilidades de mantener suministros hídricos y alimentarios.

De esta necesidad, nace el concepto de paraguas, llamado a mitigar los efectos negativos de la huella de la humanidad en el medio ambiente, y para ayudar a mejorar enfoques para la regeneración medioambiental. Entre ellos, podemos destacar la restauración de los paisajes, la adaptación de los ecosistemas y la reducción de desastres basada en la protección de ecosistemas. Todos estos aspectos se relacionan estrechamente entre si.

Para ello, necesitamos apostar a nivel global por un desarrollo industrial bajo en carbono, y explorar alternativas energéticas menos contaminantes. No son pocos los gobiernos que empiezan a plantear estos temas como base de sus programas. Aún estamos lejos de lograrlo, pero se está demostrando que juntos y con compromiso podemos conseguirlo.

¿Por qué la naturaleza es una solución frente al cambio climático? 

Buscar una solución en la naturaleza para enfrentar el cambio climático no es una práctica muy explorada todavía en el mundo. Estas acciones, desde el seno de empresas privadas, se reducen a muy pocos países, aunque parece una tendencia el alza.

Estas soluciones basadas en la naturaleza, se centran fundamentalmente en proteger y restaurar los ecosistemas naturales, de manera que se garantice la protección de la biodiversidad y el consecuente bienestar del ser humano. Los ecosistemas, actúan de manera propia como escudo frente a los efectos del cambio climático. El ejemplo más evidente, es cómo las plantas absorven CO2, tan perjudicial para la atmósfera.

Teniendo esto en cuenta, podemos afirmar que necesitamos explorar nuevos métodos alternativos para atajar problemas medioambientales como inundaciones o escasez de agua aprovechando la propia naturaleza. Esto significa que en lugar de invertir en infraestructuras construidas y artificiales, deberíamos explorar la manera de buscar soluciones basadas en una infraestructura verde e integrada, adaptando los propios ecosistemas a nuestras necesidades, pero sin alterarlos significativamente ni destruirlos.

Nada de diques ni embalses construidos. Hay que canalizarlo aprovechando las propias “construcciones” de la naturaleza.

Una manera de evitar o reducir el riesgo de inundaciones, es por ejemplo, restaurar y conservar arrecifes de coral. Esto ayudaría a luchar contra el aumento del nivel del mar. Otra opción es crear zonas verdes permeables para ayudar a reponer áreas de agua subterráneas en zonas de sequía. Las opciones no son pocas.

¿Por qué opciones de la naturaleza frente al cambio climático?

Las posibilidades que nos ofrece la naturaleza para enfrentar el cambio del clima ponen de manifiesto que tenemos una excesiva dependencia de las infraestructuras artificiales, que en muchas ocasiones no son respetuosas con el medio ambiente.

Estas infraestructuras fabricadas tienen dos puntos clave a analizar. Por un lado, dependen de la utilización de recursos no reciclables y finitos. Y además, son construcciones de carácter temporal, en el sentido de que necesitan un mantenimiento. Esto nos lleva a la idea de que esa dependencia es peligrosa, ya que es algo temporal. Por otro lado, las infraestructuras verdes también necesitan cierto mantenimiento, pero en mucha menor medida. Y no requieren materiales contaminantes.

La gran ventaja de las infraestructuras verdes es que estas soluciones, sirven para un doble propósito. No sólo nos ayudan a los seres humanos a solucionar un determinado problema o a aportar solución a una necesidad. No olvidemos que además también sirven como hábitat para especies animales, muchas de ellas en peligro de extinción. Además, estamos contribuyendo a disminuir la huella de carbono.

Muchos gobiernos necesitan plantearse estas alternativas. Porque además, desde un punto de vista económico, también ofrecen ventajas. Los costes de producción son menores, así como el mantenimiento.

El futuro de las soluciones naturales frente al cambio climático

A pesar de las ventajas que tendría buscar soluciones al cambio climático en la propia naturaleza, todavía estamos lejos de implantarlas. El secretario General de las Naciones Unidas presentó en la Cumbre de Acción Climática de 2019 estas alternativas. Pero sin embargo, las infraestructuras artificiales siguen siendo la apuesta más fuerte a nivel mundial. Podríamos decir incluso estandarizada.

No todo es negativo. Cada vez se toman más en cuenta estas consideraciones, y los debates se vuelven más frecuentes. Sin embargo, todavía se toma este tema como algo propio de grupos medioambiental y pro-sostenibilidad, en lugar de verlo desde un punto de vista institucional y sobre todo empresarial. El compromiso de las grandes empresas es vital en esta materia. De hecho, parte de los esfuerzos para convencer de las ventajas de estas alternativas basadas en la naturaleza, toman como fundamento criterios económicos. De esta manera, trata de demostrarse que estas estructuras verdes también se pueden monetizar, como sucede con algunos casos en América Latina.

Por lo menos, cada vez vemos con más claridad el camino a seguir. Ahora sólo falta que lo hagamos juntos.
Es imprescindible que todos nos unamos para librar esta lucha, y es que el resultado nos atañe a todos. No hay iniciativa pequeña. Por eso, desde Málaga Viva, llevamos a cabo acciones y ayudamos a dar visibilidad a propuestas de particulares, instituciones y empresas. Esa es la razón de ser de los premios Málaga Viva. Esperando que las iniciativas de otros sirvan como inspiración a los demás.

El camino para frenar el cambio climático está en la naturaleza

La-naturaleza-ofrece-soluciones-para-combatir-el-cambio-climático El-futuro-de-las-soluciones-naturales-frente-al-cambio-climático

Ayúdanos a luchar contra el cambio climático y el medio ambiente compartiendo esta página:

  • Facebook
  • Twitter
  • Enviar por correo