Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

¿Por qué debe introducirse el cambio climático en las universidades como asignatura obligatoria?

Málaga Viva
0 3 4 0 9 4 4

¿Por qué debe introducirse el cambio climático en las universidades como asignatura obligatoria?

 8 SEP 2021
¿Por qué debe introducirse el cambio climático en las universidades como asignatura obligatoria?

La lucha contra el cambio climático debe ser transversal, ocupando todas las áreas económicas, productivas, sociales y de desarrollo

La lucha contra el cambio climático no es un espacio estanco en el que una parte estudia el modo de buscar la sostenibilidad del planeta mientras éste continúa su camino. Ni siquiera se trata de la labor posterior de unos pocos.

La lucha contra el cambio climático debe ser transversal, ocupando todas las áreas económicas, productivas, sociales y de desarrollo. Por esta razón, uno de los puntos clave para su implantación y éxito es la formación.
¿Por dónde empezar?

En el artículo publicado en The Conversation, la profesora Titular de Derecho Administrativo en la Universidad de Alcalá, Ximana Lazo Vitoria establece que para la puesta en marcha de estas previsiones hay que abordar interrogantes básicos como son, por ejemplo, qué competencias conformarían ese mínimo común denominador que permita alcanzar la alfabetización climática o cómo debería producirse esa incorporación.

Lo cierto es que la línea base de la que partimos no es especialmente halagüeña, revelándose la necesidad de acometer estudios de amplio espectro que permitan tener una radiografía afinada de la realidad que se quiere transformar.

Competencias indispensables

Desde luego, el desafío es mayúsculo dada la transversalidad y carácter holístico del cambio climático y sus causas y efectos. Hay que identificar aquellas competencias sobre cambio climático que todo graduado debería adquirir (lo que podríamos denominar nivel de alfabetización).

Pero también habrá que preparar nuevas generaciones de profesionales con habilidades y capacidades suficientes como para impulsar la descarbonización de la economía, el enfoque de economía circular o el cambio en el modelo energético.

Con la formación cualificada sería el modo de conseguir ciudadanos conscientes y comprometidos para afrontar con solvencia otros tantos problemas derivados de la emergencia climática, como son, por ejemplo, la desforestación o la migración climática.

Estado de la cuestión

En España, la Ley de Cambio Climático y Transición Energética (mayo 2021) establece que las universidades revisen el tratamiento del cambio climático en los planes de estudios conducentes a títulos oficiales. No se olvida la ley de garantizar la formación del profesorado y de impulsar decididamente la investigación sobre esta materia.

Propuestas autonómicas

También hay iniciativas autonómicas como la de Cataluña en 2017, Andalucía en 2018 e Islas Baleares en 2019. Por ejemplo, la ley andaluza establece que “las universidades públicas y privadas de Andalucía incorporarán en los planes de estudios las titulaciones oficiales de grado y posgrado contenidos sobre las causas y los efectos del cambio climático, así como de las medidas que puedan adoptarse para la mitigación y la adaptación al cambio climático” (art. 25.1).

Otras comunidades preparan iniciativas similares (Canarias, Valencia, País Vasco…) por lo que se espera contar con la legislación necesaria próximamente.

Hay que considerar, además, que actualmente se está diseñando el nuevo marco normativo universitario como el Anteproyecto de Ley Orgánica del Sistema Universitario, condicionado por  la Unión Europea en su financiación para España con la efectiva aprobación de este nuevo marco legal.

Además, la estrategia programática del Ministerio de Universidades establece como uno de sus ejes cardinales contar con una “Universidad comprometida con la justicia social y asimismo con la transición ecológica, tanto con su contribución al conocimiento y aplicación del conocimiento en esos ámbitos como en su propia práctica”.

El inicio del cambio

Con todo esto parece que algo se está moviendo, que estamos asistiendo ante un inicio de un cambio de todo, pero habrá que estar vigilante para que ésta implantación sea sostenida en el tiempo, tenga objetivos claros y acertados y se formalicen de un modo eficaz.

Ayúdanos a luchar contra el cambio climático y a defender el medio ambiente compartiendo esta página:

  • Facebook
  • Twitter
  • Enviar por correo