0 0 2 9 4 3 0

La Diputación pone en marcha una campaña para evitar el vertido de toallitas por el inodoro

La Diputación pone en marcha una campaña para evitar el vertido de toallitas por el inodoro

Málaga, 14 de junio de 2017- La Diputación de Málaga ha puesto en marcha una campaña para concienciar a la población sobre la importancia de no tirar toallitas húmedas al inodoro. La campaña ‘Libérate de atascos: con un pequeño gesto, solucionamos mucho” incide en los efectos negativos sobre el medio ambiente y, sobre todo, se centra en los perjuicios económicos que puede ocasionar en los hogares, ya que las toallitas atascan los desagües.

La diputada de Medio Ambiente y Promoción del Territorio, Marina Bravo, ha presentado esta campaña junto a Lucía Pérez, de la cooperativa La Huella Verde, empresa que ha diseñado la campaña, y a María Dolores Recio, coordinadora del proyecto Málaga Viva, que desarrolla la Diputación de Málaga y que se centra en actuaciones contra el cambio climático.

Marina Bravo ha explicado que la Diputación de Málaga ha realizado en los últimos años varias campañas sobre la adecuada eliminación de los residuos domésticos, incluyendo el desecho de las toallitas.

En esta ocasión, a raíz de una propuesta realizada por Izquierda Unida y aprobada por el pleno de la corporación, se desarrollará una campaña específica dedicada a las toallitas. “Aunque hay quien dice que son biodegradables -ha indicado Bravo-, pero la realidad es que no se degradaban antes de llegar a las depuradoras, por lo que sus efectos son muy negativos”.

Las toallitas húmedas no se descomponen, pueden causar atascos en los baños, desagües, colectores, alcantarillas y depuradoras, porque llegan prácticamente intactas a estas instalaciones. Además, en su recorrido, se deshilachan, trenzándose entre sí y provocando efectos más perjudiciales aún.

Por eso, la campaña ‘Libérate de atascos’ es muy gráfica e incide en que las toallitas deben tirarse a la papelera, a la basura, y no al inodoro.

La diputada de Medio Ambiente ha recordado que la fauna marina se ve muy afectada por este residuo. De hecho, la semana pasada, el Centro de Recuperación de Especies Marinas Amenazadas del Aula del Mar soltó una tortuga boba de unos 60 kilos, que había ingerido plásticos y toallitas y que ha tenido que pasar casi un año recuperándose en ese centro.

Marina Bravo ha comentado que esta campaña quiere hacer hincapié también en cómo nos puede afectar al bolsillo. Por ejemplo, el coste medio de la limpieza de un atasco doméstico es de unos 300 euros. Además, los atoros en cañerías y depuradoras suponen unos gastos extras de unos 200 millones de euros en España.

Esta campaña se difundirá entre los municipios menores de 20.000 habitantes a través de carteles, folletos y medios digitales, y se ofrecerá a los municipios más grandes la posibilidad de acogerse también a esta iniciativa. Así mismo, se pretenderá sensibilizar a la ciudadanía a través de anuncios en los medios de comunicación.