0 0 5 3 0 0 1

Agua y cambio climático: una prioridad para Málaga provincia

Agua y cambio climático: una prioridad para Málaga provincia

Una de las consecuencias del cambio climático son las sequías. Ante un año hídrico tan flojo, iniciativas como la de Canillas de Aceituno parecen oportunas para aprovechar el agua: un recurso con valor de derecho.

El cambio climático tiene que concienciarnos, definitivamente, acerca de las necesidades de adaptación que con respecto a los recursos naturales son fundamentales para la subsistencia de los seres vivos. Recordemos, como señala la exministra Cristina Narbona en este artículo, que más de 1.000 millones de personas no tiene acceso al agua potable, mientras que alrededor de 2.000 viven sin servicios de saneamiento. Eso es casi la mitad de la población mundial. El hecho de que las sequías aumenten, así como las grandes inundaciones por otro lado, no hace más que mostrar la peligrosa deriva de un calentamiento global que ya está afectando a los cultivos y en última instancia a la pérdida de biodiversidad. De modo que sí: cada gota de agua importa.

En Canillas de Aceituno, municipio de 1.710 habitantes localizado en la comarca de la Axarquía, han utilizado tecnología de origen danés para instalar una serie de contadores de agua inteligentes que, basándose una tecnología de ultrasonidos, son capaces de localizar escapes y fugas en la red de suministro de agua. La inversión del Ayuntamiento -que reduce el personal para la lectura de contadores de cinco trabajadores a un solo operario- ha sido de 270.000 euros, precio que ha pagado por instalar el sistema en los cerca de 1.800 contadores repartidos por el municipio canillero.

Las lecturas de los contadores se realizan, así, de manera semiautomática: la persona encargada solamente tiene que recorrer las calles y carriles del pueblo armada con una tableta que le permita enviar los datos a través de bluetooth al Patronato de Recaudación. Y es que el agua empieza a ser un bien muy preciado en esta zona de Málaga cuyo pantano -el de La Viñuela- es uno de los que peor está en cuanto a nivel en la provincia, según informa aquí la periodista Virginia Guzmán (concretamente se encuentra a un 23% de sus reservas).

Decreto contra la sequía

No estamos pasando por un buen momento hídrico en la región, de ahí que la Junta de Andalucía esté ya preparando un decreto para 2018 con el que se pretende garantizar el suministro a la población durante dos años. Concretamente en el caso del embalse de La Viñuela, habrá recortes en los riegos a los cultivos de esta zona (un 60% menos).

Tanto las aguas subterráneas como las recicladas, o el aprovechamiento de recursos (el nerjeño río Chillar) son las opciones manejadas por la administración autonómica para hacer frente a una situación que en el lado oriental de nuestra provincia está siendo más grave para las y los agricultores de la zona, dada la necesidad de agua. Iniciativas como la de Canillas de Aceituno aprovechan los avances tecnológicos para que la gestión del agua sea más sostenible.


Ayúdanos a luchar contra el cambio climático y el medio ambiente compartiendo esta página: