Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal. Más información

 
×

Qué es el régimen de comercio de derechos de emisiones de CO2

Málaga Viva
0 3 4 0 9 4 4

Qué es el régimen de comercio de derechos de emisiones de CO2

27 DIC 2021
Qué es el régimen de comercio de derechos de emisiones de CO2

La limitación de los derechos de emisiones de dióxido de carbono es clave para reducir el impacto de estos gases

El régimen de derechos de emisiones de CO2 es un instrumento de mercado que pretende incentivar económicamente a empresas e instituciones que garanticen unos beneficios medioambientales. De esta manera se busca que se reduzcan las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera en el menor tiempo posible.

En la actualidad, existen diferentes mercados de emisiones que operan en distintos países, y que no sólo se centran en el dióxido de carbono. En nuestro caso, la Unión Europea puso en marcha su propio régimen hace 16 años, en 2005. Fue un referente dado que era el proyecto de mercado de CO2 más ambicioso llevado a cabo hasta la fecha en el mundo.

Este régimen cubre las emisiones de dióxido de carbono en los 27 estados miembro, y contempla actividades como las centrales térmicas, refinerías, siderurgia, cemento, cerámica, vidrio y muchos más. Este decreto comercial afecta a más de 10.000 instalaciones y más de 2 millones de toneladas de CO2, que suponen cerca del 50% del total de gases de efecto invernadero de la UE.

La Comisión responsable de este mercado de emisiones revisa constantemente el ámbito de aplicación del régimen de derechos de emisión con el fin de conseguir la neutralidad climática en 2050. Y también se plantea la ampliación del mismo para alcanzar la reducción de un 55% de los gases de efecto invernadero en 2030.

Para marcar una hoja de ruta, esta Comisión ha publicado una evaluación de impacto y ha puesto en marcha una consulta pública abierta. De esta manera, queda patente la necesidad de contar con todos los agentes sociales en esta lucha contra el calentamiento global.

Los elementos básicos del mercado de derechos de emisiones de CO2

Aunque existen diferentes tipos de mercados de derechos de emisiones de CO2 a lo largo del mundo, todos se regulan de una manera relativamente similar. Al fin y al cabo, la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero es un objetivo global. Teniendo eso en cuenta, tiene sentido que las herramientas para lograrlo tengan puntos en común.

La lucha contra el cambio climático requiere la intervención y compromiso de todo el mundo. Y es que sus efectos nos afectan a todos. Por ello, cuando una acción resulta ser eficaz, lo normal es que se exporte a otros países. Esto no es una competición, sino que debe entenderse como una colaboración. Estamos juntos en esto.

Dentro de los elementos básicos de un esquema de derechos de emisión, los más comunes son:
– Autorización de emisión: es un permiso que se concede a una instalación afectada por el régimen de derechos de emisiones que la autoriza a emitir gases. Esta autorización no es transferible, es decir, no se puede comprar ni vender.
– Derecho de emisión: permite a una instalación afectada por el régimen emitir una determinada cantidad gases a la atmósfera. Este derecho es transferible, pudiéndose comprar o vender.
– Techo de emisiones: es el total de derechos de emisión que se pone en circulación. Este techo determina un objetivo medioambiental y dota de un valor económico al derecho de emisión.
– Asignación de derechos: es la manera en la que se reparten los derechos de emisión entre las distintas instalaciones.
– Cumplimiento: existe un límite de emisiones global, no individual. Para controlarlo, las instalaciones deben entregar una cantidad de derechos de emisiones equivalente a las emisiones producidas.
– Seguimiento de las emisiones: son los métodos de control que se llevan a cabo para que se pueda determinar la cantidad de derechos de emisión que se pueden entregar.
– Registro de derechos: se utiliza para contabilizar los derechos de emisiones que se entregan.

Comercialización y límites de los derechos de emisiones de CO2

El régimen de derechos de emisiones de CO2 se fundamenta en el principio de limitación y comercio. Esto significa que se establece un límite máximo a la cantidad de gases de efecto invernadero que pueden emitir las instalaciones afectadas por el régimen. Dicho límite baja poco a poco para lograr una disminución de las emisiones totales.

Siempre que se mantengan por debajo del límite, dichas instalaciones pueden comprar derechos de emisión, pudiendo comercializar con estos según sus necesidades. El número total de derechos disponibles garantizan que estos puedan tener un determinado valor económico en este mercado tan peculiar.

En caso de incumplir estos derechos, la Comisión impone fuerte sanciones a las empresas. De hecho, como incentivo, si la instalación reduce sus emisiones, puede conservar su excedente de derechos para cubrir futuras necesidades o venderlos a una instalación que los necesite. Sin duda un verdadero incentivo para las empresas para ahorrar energía.

Por otro lado, ante la posibilidad de poder vender estos derechos de emisiones, muchas empresas apuestan por invertir en tecnologías verdes para reducir sus emisiones. Esto les permite entrar en un mercado en el que se pueden ver muy beneficiados económicamente. El precio del carbono contribuye a su reducción.

Aunque el régimen se basa en la negociación, el marco legal se ha modificado en no pocas ocasiones para adaptarlo a los objetivos de política climática de la Unión Europea.

Por qué desarrollar el mercado del carbono para reducir las emisiones

El régimen de comercio de derechos de emisiones de CO2 ha demostrado su eficacia en la reducción de emisiones en los últimos años. Desde su entrada en vigor en el año 2005, las instalaciones afectadas han reducido sus emisiones en cerca de la mitad. Y esto a pesar de no haber tenido un fácil recorrido.

El año pasado, la Comisión entregó un plan con el objetivo de aumentar la reducción neta de emisiones de gases de efecto invernadero. La finalidad es garantizar que se alcance la reducción del 55% en el año 2030. Para ello se va a revisar y ampliar la aplicación de este régimen de derechos de emisión.

Para seguir avanzando es necesario continuar desarrollando este mercado del carbono. El modelo europeo sirve desde hace años como ejemplo a otros países. Además, la Unión Europea está apoyando a otras regiones del mundo mediante el intercambio de conocimientos y actividades destinadas a seguir mejorando este mercado de emisiones.

A partir de este año 2021, se ha establecido que la reducción debe crecer hasta un 2,2%, buscando reducir el excedente de derechos de emisión del mercado. Y paralelamente, se quieren establecer ayudas a la industria y al sector de la energía para acelerar la transición a una economía hipocarbónica.

La transformación hacia un sistema de producción verde y respetuosa con el medio ambiente ya es una realidad. Ahora sólo tenemos que recorrer este camino con la garantía de que podemos conseguir un mundo mejor.

Qué es el régimen de comercio de derechos de emisiones de CO2 Límites de los derechos de emisiones de CO2

Ayúdanos a luchar contra el cambio climático y a defender el medio ambiente compartiendo esta página:

  • Facebook
  • Twitter
  • Enviar por correo