0 0 4 0 9 3 7

Málaga Viva

¿QUÉ ES EL CAMBIO CLIMÁTICO?

El Cambio Climático es un hecho constatado y uno de los mayores desafíos medioambientales, sociales y económicos que afronta hoy en día la humanidad.

Se define como “un cambio de clima atribuido directa o indirectamente a la actividad humana, que altera la composición de la atmósfera mundial y que se suma a la variabilidad natural del clima observada durante períodos de tiempo comparables” (Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, CMNUCC).

Las causas radican en las emisiones de gases atmosféricos (tanto de origen natural como generados por el hombre) que provocan un aumento del “efecto invernadero” formando una capa aislante en la atmósfera, lo que ocasiona un aumento de la temperatura al impedir que el calor escape al espacio.

La comunidad científica reunida en torno al Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) pone de manifiesto que las concentraciones de gases efecto invernadero (GEI) están creciendo inusualmente en comparación con las concentraciones históricas, siendo su causa principal la utilización de combustibles fósiles (petróleo, carbón, etc.).

Sus consecuencias se conocen sólo en parte, tal es el caso de:

  • Pérdida de biodiversidad (animal y vegetal), así como de ecosistemas sensibles al aumento de la temperatura global.
  • Deshielo de casquetes polares y glaciares, en diversos lugares del mundo y la subida del nivel de mar.
  • Cambios en los patrones de los vientos y de los fenómenos atmosféricos extremos provocarán el aumento de las precipitaciones en algunas zonas en otras se volverán más secas.
  • Aumento de los desequilibrios sociales y pérdida de recursos económicos.

¿CÓMO AFECTA EL CAMBIO CLIMÁTICO A ANDALUCÍA?

Los impactos negativos incluirán aumento del riesgo de inundaciones repentinas en el interior, e inundaciones costeras más frecuentes y aumento de la erosión (debido a tormentosidad y aumento del nivel del mar), reducción de la capa de nieve y del turismo de invierno y una pérdida de especies extensiva en las áreas montañosas. Se proyecta que se reduzca la disponibilidad de agua, el turismo de verano y en general la productividad de los cultivos. También que aumenten los riesgos para la salud debido a las olas de calor y la frecuencia de los incendios.

¿QUÉ HAY QUE HACER PARA COMBATIR EL CAMBIO CLIMÁTICO?

Muy sencillo: reducir las emisiones a la atmósfera de los gases de efecto invernadero. Algunos de ellos son de larga vida, lo que significa que permanecen en la atmósfera durante décadas o períodos incluso más largos. Aunque adoptemos medidas drásticas ahora, las temperaturas seguirán aumentando durante cierto tiempo. Sin embargo, si no hacemos nada, crecerán más aprisa todavía, y en un momento dado podría ocurrir que el clima se nos fuera de las manos.

Reducir nuestras emisiones de gases de efecto invernadero exigirá inversiones y la modificación de la forma en que actualmente producimos y usamos la energía. Estudios recientes indican que el precio de no hacer nada sería muy superior, por los daños y el sufrimiento que causaría dejar que el cambio climático siguiera su curso.